Sigue sin solución el conflicto gremial: Corredores de granos advierten que pronto “aparecerán problemas en la cadena de pagos del sector agroindustrial”

El conflicto gremial que paralizó la comercialización de granos en la Argentina se extenderá por otra jornada más sin que aparezca algún indicio de solución por parte de las autoridades gubernamentales.

Dirigentes de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso (FTCIODyARA) y el Sindicato de Aceiteros del Departamento San Lorenzo (SOEA) anunciaron hoy que extenderán el paro nacional –que lleva ya entonces una duración de catorce días seguidos– hasta mañana miércoles por la tarde.

Los recibidores de granos afiliados a Urgara también se encuentran llevando a cabo medidas de fuerza en todas las empresas menos en las unidades gestionadas por la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), Sitio 0 de Quequén, ADM Argentina y Molinos Cañuelas, dado que esas cuatro empresas ya acordaron las paritarias salariales correspondientes el ciclo 2020/21.

“Las patronales se niegan a dialogar mientras insisten en maltratar y difamar a los trabajadores, tanto a los aceiteros como a compañeros de otros gremios”, aseguró hoy un comunicado de SOEA.

Por otra parte, gremios integrantes de la denominada “Intersindical Marítima Portuaria y Afines del Cordón Industrial (Impaci), entre los cuales se incluyen el Centro de Patrones y Oficiales de Pesca y de Cabotaje Marítimo, el Sindicato Encargados Apuntadores Marítimos (Seamara), el Sindicato Único de Serenos de Buques, el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), el Sindicato Unido de Trabajadores de la Vigilancia Privada, el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos de San Lorenzo, la Asociación del Personal Jerárquico y Profesional de la Marina Mercante y hasta la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos (Uthgra), anunciaron hoy que, en “solidaridad con la lucha” llevada adelante por aceiteros y recibidores de granos, realizarán mañana miércoles a partir de las 6:00 horas un “cese de actividades” hasta el jueves próximo a las 18:00 horas.

Los Centros de Corredores de Cereales de Buenos Aires, Bahía Blanca, Rosario, Santa Fe y Entre Ríos manifestaron hoy una “profunda preocupación por la inactividad que se da en los puertos debido a un conflicto gremial”.

“Nos resulta incomprensible ver cómo en esta época de crisis general, se priva a nuestro país del ingreso de importantes divisas genuinas tan necesarias”, remarcaron por medio de un comunicado.

“Queremos alertar a las autoridades también que, de mantenerse este conflicto, en el corto plazo aparecerán problemas en la cadena de pagos del sector agroindustrial, ya que al no poder entregar su mercadería, el productor se ve imposibilitado de cumplir con sus compromisos”, advirtieron.

El conflicto está retrasando de manera significativa los embarques programados de productos agroindustriales para generar un “embotellamiento” gigantesco de buques tanto en el Río Paraná como en el acceso de ingreso del Río de la Plata. El costo promedio de demora de un buque se encuentra en torno a 25.000 diarios.

Al tratarse de un insumo crítico para muchas naciones del mundo –especialmente las asiáticas–, la interrupción de embarques argentinos de harina de soja está provocando importantes problemas logísticos, dado que no existe en el mundo otro proveedor del producto tan significativo como la Argentina (que es por lejos el primer exportador mundial).